«Eso es lo que recoge esta exposición. Va sobre su vida, no solo trata de su obra. Queremos reivindicar las facetas de Toto en todos los ámbitos», explicó Manuel Sordo, escritor del libro biográfico Toto Estirado. Notas e imágenes de un poeta confuso y amigo del artista. 

La Galería Acuarela, propiedad del padre de Manuel en la calle La Bomba de Badajoz, recogió las primeras pinturas que se expusieron de Toto Estirado en 1987. Para Sordo, la figura del artista fue la de un maestro, y su fallecimiento el 11 de julio de 1994 supuso un shock: «Cuando él muere tengo 18 años y estoy apunto de ir a estudiar Bellas Artes a Salamanca. Quise homenajearle con la publicación de un libro biográfico que recogiera su vida. De la recopilación de información que llevé a cabo saqué ventaja cuando hace un año me llamaron de la Fundación CB para honrar al artista con una exposición en el aniversario de su muerte», declaró Manuel Sordo. El autor llevaba trabajando en la muestra desde abril del año pasado, una exposición que ha involucrado su lado más personal con motivo del lazo que mantenía con Toto.

Manuel Sordo organizador de la Expo aniversario

Manuel Sordo, organizador de la exposición ‘1994-2014: 30 años sin Toto Estirado’ ayer en la sede de la Fundación CB en Badajoz. Santiago García Villegas

La Fundación CB hace un recorrido de la vida del autor cronológicamente en tres espaciosuno genérico que incluye información de sus diarios, un segundo espacio que refleja su trayectoria a partir de los años 60 y a lo largo de los 70 donde se muestra su faceta de torero, y un tercer espacio en la segunda planta del edificio que conmemora su última etapa hasta su fallecimiento. Sordo destacó como favorito el espacio de la segunda planta a la que denomina «el cielo» debido al color azul que la cubre. En esta zona se dará a conocer la faceta más inédita de Toto: «Podremos ver su historia en Sevilla donde llegó a grabar una película con los hermanos García Pelayo y mantuvo relación con artistas de renombre como Camarón. Todo ello combinado con obras nunca expuestas», relató. 

Manuel Sordo aseguró que “1994-2014: 30 años sin Toto Estirado” es un título «bastante irónico».

«Tiene que ver con el aniversario de su muerte, pero realmente él nunca ha muerto ya que sigue presente entre nosotros». 

Exposicion de Toto Estirado 30 aniversario

Personajes singulares

Desde la Fundación CB, el director general Emilio Jiménez acoge con gran ilusión esta nueva exposición que se engloba dentro de la colección de personajes singulares que lleva años desarrollando. Jiménez explicó que llevaban un tiempo con ganas de reivindicar la figura de Toto Estirado. «En un primer momento, pensamos en llevar a cabo otro libro o una publicación, nos sentíamos en deuda con él. Pero consideramos mejor opción hacer una exposición de Toto persona, no tanto del Toto pintor». Desde la fundación consideraron interesante realizar una muestra de la vida del artista ya que, como señaló el director general, «estamos ante un artista de muchas caras poliédricas», haciendo referencia a sus múltiples aptitudes. 

Carteles sobre corridas en las que toreaba, fotografías de sus mejores años, pinturas que nunca han visto la luz e incluso fragmentos de películas en las que aparecía Toto. Una colección que agrupa desde su edad de oro hasta sus peores momentos con las adicciones que se llevó a la tumba. «Contamos su historia a través de su trayectoria», destacó Emilio Jiménez.

Manuel Sordo ha sido el organizador de la exposición. La Fundación CB se puso en contacto con él ya que tenía constancia de la relación y el vínculo que le unía con Toto Estirado desde que «era un crío». Toto, como aseguró su amigo Manuel Sordo, «era una persona muy digna, difícil de olvidar. Hay gente que se ha disfrazado de él en Carnavales. Todavía se escuchan sus anécdotas y leyendas por las calles de Badajoz». Por ello, recomendó a todos los pacenses que acudan a la exposición y se tomen un rato para profundizar sobre este artista de la calle.

La trayectoria pictórica del artista homenajeado es de gran importancia actualmente. De influencia expresionista, en 2012 se mostraron nueve de sus obras en el Museo Reina Sofía de Madrid, el museo de arte contemporáneo más importante de España. 

La muestra estará abierta al público en la sede de la Fundación CB (Calle Montesinos, 22) hasta el 28 de marzo.

Toto Estirado (Usagre, 1939) no conseguía pintar el cielo de Badajoz, ya que aseguraba que el azul cobalto que lo cubre era el color más caro. Bohemio y singular, el artista no se dedicó únicamente a la obra pictórica en vida, también fue poeta, torero e incluso ciclista. La Fundación CB, con la colaboración de Manuel Sordo, inauguró ayer la exposición ‘1994-2014: 30 años sin Toto Estirado’ con el objetivo de reivindicar la figura del artista a través de una recopilación de numerosos materiales inéditos, tales como fotografías, diarios, libros, obras de todas sus épocas, recortes de prensa, fragmentos de vídeos y textos que muestran la faceta más desconocida del pintor. 

Fuente: